Mejoras del Plano QUÍMICO

Se entiende como Mejoras del Plano QUÍMICO a la resolución de todos aquellos problemas asociados a la parte química tanto de la mujer como del hombre.

Tratamientos HORMONALES

Los desequilibrios hormonales tanto en mujeres como en hombres son algo habitual con el paso de los años. En mujeres, ocurre lo mismo, por ejemplo, tras el embarazo. Las analíticas específicas proporcionan una información valiosísima para comprender y poder reconducir dichas cifras a sus valores adecuados. La ginecología es el campo adecuado para tal fin. Efectivamente, no podemos pretender potenciar nuestra sexualidad si, de base, la química de nuestro organismo está alterada y juega en nuestra contra. Una mujer en pleno climaterio, o un hombre con los niveles de testosterona por los suelos, requieren de una atención direccionada a compensar, nivelar y equilibrar sus cuadros. Nuestros profesionales confian, para tal fin, con un abanico contrastado de soluciones hormonales.

Complementos NATURALES

Algunos problemas de este tipo muy frecuentes son, por ejemplo, las bioquímicas alteradas o, sencillamente, la ausencia de energía continuada. Las analíticas específicas proporcionan, de nuevo, una información valiosísima para comprender y poder reconducir dichas cifras a sus valores adecuados. La ginecología y los especialistas en nutrición son los campos adecuados para tal fin. Afortunadamente, hoy por hoy, nuestros profesionales trabajan con un conjunto de soluciones naturales capaces de paliar, incluso revertir, cualquiera de los desajustes mencionados, con el objetivo de potenciar nuestra sexualidad

NUTRICIONISTA

Tanto los tratamientos hormonales como los complementos naturales como soluciones adecuadas frente a cuadros químicos alterados, sea en mujeres o en hombres, debería ir acompañado de un reajuste nutricional de base. Las bondades de un estilo de vida saludable sustentado en un programa nutricional personalizado son infinitas. Nuestros profesionales en nutrición, además, enfocaran dicho programa en potenciar nuestra sexualidad.